Magia

Eso que se crea a sí mismo,
el poder de reinventarse,
la magia de cumplir
deseos,
los sueños
y la felicidad.

Jamás me conformaré
y tú tampoco lo permitas,
si no es con continuar
y encontrar inspiración,
escribir la mejor de las historias,
desechar lo que no cuenta,
vivir desde el corazón.

Quédate conmigo,
caminemos uno al lado del otro,
todos los días,
te prometo que
tendrán dosis de literatura y poesías,
hoy será cuando descubras
que ya lo tienes todo,
a tu alcance ahora y siempre, vida. ©

Historias de Larrú

Anuncios

Un 14 de Febrero Diferente

-Quiero que hagamos una promesa, amor.
-Cuidado con eso…
-¿En qué estás pensando?
-No, es que, una promesa tiene el poder de cumplir algo maravilloso o todo lo contrario, destruir. Cuando prometes, no es hablar a la ligera, son palabras mayores… Es lo que yo creo.
-Vaya… Yo sólo deseaba que nos prometiéramos algo, creo muy especial y significativo…
-¿Qué, corazón?
-¿Recuerdas el símbolo celta que representa la unión por la eternidad?
-Sí, es precioso.
-Me gustaría que un día nos lo tatuáramos ambos.
-Cariño, eso no es una promesa…
-No te entiendo.
-Es fácil, un día nos tatuaremos el nudo de la eternidad pero, eso no es una promesa, es un hecho real.
-Tiene todo el sentido, si lo pienso bien, el amor es como esos fantasmas que sobreviven o permanecen, a través del tiempo y más allá.
-Y más allá… Sí.

©

Larrú 🏹💙

¡Feliz San Valentín 2019! 💘

Felices tus Historias de 14 de Febrero.

Lee más Historias de Larrú aquí.

[Las imágenes están compartidas desde la red, desconozco a su autor@]

Abrazos fantasmas

Sorpréndeme,
con un te quiero camuflado,
acompañado de un 💙,
con palabras que encierran abrazos fantasmas,
que sólo tú y yo podemos ver,
con el regalo de tus pensamientos,
en un whatsapp repentino,
aunque no tenga sentido… ©

Historias de Larrú

Historia de Amor

La historia quiso que se cruzaran,
él descubrió que era
la princesa prometida
y ella que era él, el príncipe azul,
pero la historia también quiso que fuera un encuentro imposible.

Desde aquel entonces, como si de un hechizo se tratara, sólo pueden hablarse, mirarse, sonreírse como si nada, como si estuvieran sordos al latido acompasado que los envuelve.

La historia de un amor encantado,
de un amor fantasma,
suspendido en una sucesión de amaneceres y atardeceres,
a la espera de que el hechizo desaparezca, tal vez, hoy
a las doce de la noche…

© #HistoriasdeLarrú ✒️💙

[Desconozco la procedencia de la imagen, sólo sé que me ha inspirado, gracias a su autor@ por compartirla en la red]

Si te ha gustado, compártela, que vuele lejos 💙

¡Muchas gracias!

Yo Sí Te Creo

Desde que salió la sentencia del caso “La Manada” creo que no hay día que recuerde la indignación, la vergüenza y la impotencia que me pareció el veredicto. Me digo a diario, esto no puede ser, hay que seguir alzando la voz, que las cosas cambien, que entre tod@s exijamos unas leyes justas, unas leyes de verdad, unas leyes que no te den pavor.

Cierto es, que se ha armado mucho revuelo a nivel nacional e incluso internacional, en Internet encuentras a muchas personas movilizándose, tanto por las redes sociales, organizaciones y demás. Entre toda esa revolución, he encontrado un vídeo en Youtube que me ha gustado mucho de @devermut, te animo a que lo veas.

 

 

Desde aquí, desde la palabra escrita y como una hermana más, me uno a ellas con mi propio testimonio y mi reivindicación, porque YO SÍ TE CREO, sin duda alguna.

 

 

Cuando tenía veinte años trabajé en una fábrica durante tres meses y hubo un par de días que estuve sola en una zona toda la jornada. Hubo un momento que pasó un hombre ya mayorcito por allí y me preguntó:

-¿No te da miedo estar sola?

-No, la verdad.

-Chavala, te cuidado con los lobos -me dijo.

-Estoy en una fábrica, no en el monte.

-Digo los de dos patas… -aclaró él y se marchó.

 

Aquella mini conversación fue en broma, aquel hombre sólo trataba de hacer la gracia del momento pero, con sinceridad, qué razón tenía, ¿o no? Estos días me he acordado de estas palabras que por desgracia, fueron proféticas.

 

Cinco lobos de dos patas, La Manada, se hacen llamar. Qué manera de denigrar a estos animales que ni ellos, ni ningún otro, hacen lo que ellos hicieron, una auténtica salvajada y aberración.

IMG_20180508_200608_661

Aún no puedo entender qué tipo de conciencia es la que tienen cada uno de ellos, se me escapa completamente, por más que trato de buscarle la lógica soy incapaz…

Esos cinco no son un caso anecdótico, hay muchos más sin moral, ni criterios, malvados, vacíos de conciencia, sin límites, carentes de contenido humano y que por ende, si el alcohol entra en juego, se vienen arriba y el descontrol es total. 

 

 

Luego son las historias de fantasmas las que dan miedo, ya lo he dicho en más de una ocasión (l@s que me conocéis de hace tiempo lo sabéis), ¿no será al revés?

 

spirit-1272923_960_720

 

 

 

Ojalá lo ocurrido sirva, al menos, para crear un futuro mejor, en el que las mujeres podamos sentirnos libres y tranquilas. Luchemos hasta lograrlo.

Y que si un lobo va detrás de una mujer, sea como el de la letra de la canción de Miguel Bosé “Como un lobo”. Sólo en ese caso.

***

 

Muchas gracias por tu visita, si quieres puedes dejar tu opinión abajo en la parte de comentarios y, por supuesto, también puedes compartir esta publicación en tus redes sociales.

Un guarda pianista y algo más…

Andaba yo por aquel bosque en una ruta de senderismo, tratando de encontrar el camino correcto. La batería del móvil se me había agotado y había perdido hacía rato la brújula. Me harté a dar vueltas hasta que la noche se me echó encima. Allí estaba yo, en algún lugar perdido de un frío y solitario bosque, con hambre, cansado y, por supuesto, acobardado.

Pero entonces, empecé a escuchar una música y afiné el oído para tratar de localizar la procedencia de las notas acústicas que enseguida comprendí, salían de un piano.

Deberías haber visto mi sonrisa cuando, después de echar andar en busca del origen de aquel sonido tan especial, vi unos metros más allá en mitad de un claro del bosque, a un joven sentado al pie de un piano, situados en la parte delantera de una choza pequeña.

Cuando terminó de tocar, me presenté:

– Me llamo Héctor. No sabe cuánto me alegra haberle encontrado, me he perdido. Es tan tarde…

– Yo soy Lionel y debes saber que nunca es demasiado tarde, nunca. Vamos a la cabaña, tendrás hambre y frío.

Estuvimos hablando hasta pasada la medianoche. Él era guarda forestal desde que cumplió la mayoría de edad que había sido poco menos de tres años. Además del bosque, me relató, su otra gran pasión era tocar el piano, mezclar la melodía de la naturaleza con la de su alma. No sé a qué hora nos dormiríamos charlando de la vida y sus vicisitudes.

Me despertó la primera luz del alba y comprobé en una rápida ojeada por la única estancia que conformaba el sitio, que me encontraba sólo, el joven guarda debía estar fuera. Salí y para mi sorpresa, el piano tampoco se hallaba donde lo había visto la noche anterior. Miré a mi alrededor y grité varias veces: “Lionel”

– Chico, ¿te ocurre algo? ¿puedo ayudarte?

Me giré sobresaltado, otro guarda forestal de mediana edad, había aparecido de repente.

Le conté atropelladamente todo lo acaecido desde la víspera.

– Tal vez todo esto le suene raro, señor.

El hombre se quedó pensativo, carraspeó y dijo:

– Esto suele suceder, chico. No es raro. Todos los guardas que han trabajado en este bosque conocen a Lionel. Te contaré su historia ocurrida hace ya unos treinta años. Un grupo de niños iban con una monitora de excursión, cuando la pobre mujer tuvo un repentino ataque de corazón que la fulminó inmediatamente. Los pequeños comenzaron a desperdigarse, lloraban, llamaban a sus padres y las horas iban pasando hasta caer la completa oscuridad. Los padres que esperaban a sus hijos al ver que no regresaban, lo primero que hicieron fue llamar al guarda del bosque al teléfono que no era otro que Lionel. Al cabo de una hora, el guarda anunció que tenía a todos los niños sanos y salvos. Lionel había tocado su piano y la música los había ido atrayendo hasta el claro en el que nos encontramos. Esto contaron los críos a sus padres. Esta historia ha contado cada excursionista que se ha perdido alguna vez más en este lugar. Idéntica a tu versión. Así que, no se te olvide chico, Lionel el guarda y pianista, o mejor dicho su fantasma, él y su música te ayudaron.

ff2880f59330c9f495226403d4bf7367

(Todos los derechos reservados)

***

Espero que te haya gustado esta pequeña historia de fantasmas que se añade a las anteriores de este blog y que sirve de aperitivo para las que tengo publicadas más extensas en Amazon Kindle.

Y, por supuesto, si te apetece compartirla con tus amig@s de las redes sociales, a mí me haces la mar de feliz 🙂

Sentimientos suspendidos en el tiempo

Ahora que el solsticio de invierno ha finalizado y el velo entre el reino de los mortales y el mundo de los espíritus se ha vuelto más grueso e inaccesible, existe sin embargo, un fantasma que atraviesa ese umbral cada noche para ir al encuentro de su amada.

Ella que no distingue si se halla dormida o despierta, en la realidad o en un sueño, si todo es fantasía o locura, sólo atina a sentir la intensidad del éxtasis que la embarga… Continúa leyendo Sentimientos suspendidos en el tiempo